Los zombis son uno de los monstruos más icónicos de la cultura popular y la fantasía. Desde que se estrenó White Zombie en 1932, hemos visto incontables variaciones de zombis en todo tipo de historias, incluyendo por supuesto, DnD. Un monstruo clásico, presente en multitud de campañas y bestiarios, rara vez tienen el protagonismo, siendo relegados a carne de cañón o enemigos de los niveles iniciales. En este artículo vamos a hablar del papel de los zombis en el juego de rol más famoso del mundo y cómo podemos hacer para dirigir aventuras y campañas del género zombi, empezando por un esbozo de reglas para las infecciones zombi.

Los zombis en DnD

En DnD, los zombis son, en su mayoría, enemigos de bajo nivel (CR1/4) que suelen aparecer en aventuras de niveles bajos o para hacer número en enemigos más poderosos. Aunque existen otros tipos de zombi, que pueden ser amenazas mayores, por lo general son monstruos “de relleno”, cuya principal cualidad es resistir grandes cantidades de daño. En cambio, su escaso movimiento y baja capacidad de ataque, los convierten en monstruos poco excitantes para los aventureros y los propios DMs, siendo difícil utilizarlos para generar situaciones tensas. 

Por lo general, son esbirros al servicio de un lanzador de conjuros, probablemente un nigromante u otro practicante de magia oscura, que los utiliza como carne de cañón y para protegerse en un combate. Con unos ataques limitados a tratar de golpear al enemigo con torpeza para causarle unos pocos puntos de golpe, se echa de menos que intenten derribarte, morderte, devorar tus entrañas o, sobretodo, infectarte. Esto hace, en mi opinión, de los zombis un enemigo tremendamente aburrido. ¿Y cómo arreglamos esto? Pues en este artículo vamos a esbozar algunas ideas para hacer los zombis más interesantes y darles un papel destacado como enemigos en nuestras aventuras. 

Los zombis fuera de DnD

Lejos de DnD, los zombis suelen interpretar amenazas importantes, siendo la fuerza impulsora de muchos escenarios apocalípticos. Un peligro terrorífico gracias a su capacidad para propagar su infección/maldición/plaga a través de sus mordeduras u otro tipo de heridas, lo que los convierte en un problema a gran escala. Por supuesto, los zombis acostumbran a ser físicamente lentos y fáciles de esquivar o derrotar, de forma independiente. Pero es su capacidad de multiplicarse rápidamente o de luchar en grandes grupos lo que los hace verdaderamente aterradores. Eso sin contar las posibilidades de encontrar nuevas versiones de zombis, más poderosos, con nuevas capacidades o incluso voluntad propia, que a menudo se utilizan para dar una nueva dimensión a la amenaza. Algo que, por cierto, encaja perfectamente con DnD, donde también podemos encontrar incontables variaciones de cada monstruo básico. 

Desarrollar un escenario de campaña completo sobre un apocalipsis zombi abarcaría una amplia gama de aspectos, desde el funcionamiento de la magia en el mundo hasta el origen de los zombis y el nivel tecnológico de la sociedad superviviente. Sin embargo, en este artículo nos centraremos únicamente en explorar algunas reglas y mecánicas para dar más interés a los zombis y contar historias emocionantes dentro de este género. Aunque hay muchas consideraciones a tener en cuenta al crear un escenario de apocalipsis zombi, nuestro objetivo principal es proporcionar herramientas y sugerencias que permitan a los DMs y jugadores disfrutar de encuentros más dinámicos y desafiantes con los no muertos, así como desarrollar tramas convincentes en este contexto postapocalíptico.

Un ejemplo de maldición zombi

Imaginemos un mundo de campaña asolado por una plaga de no muertos, donde su maldición amenaza a los vivos. En este oscuro y desolado escenario, los zombis son una realidad temible que amenaza a todos los que se exponen a su presencia. Estas reglas breves son una opción para introducir una nueva capa de horror y desafío en tus aventuras de Dungeons & Dragons. Con ellas, podrás sumergir a tus jugadores en un juego de supervivencia desesperado contra las fuerzas de la muerte misma. Tratan de representar de la forma más fiel y sencilla posible una posible maldición transmitida por los zombis, que hace uso de la mecánica básica de tiradas de salvación contra muerte. 

Maldición zombi

Funciona como un veneno (herida). La criatura afectada por este veneno deberá superar una tirada de salvación de Constitución CD 13* o quedará infectada permanentemente. Una criatura infectada debe realizar una tirada de salvación de Constitución a CD 10 + (5 x nº fallos de salvación contra muerte) tras realizar un descanso largo (o cada 24h). Si falla, añade un fallo de salvación contra muerte, que no puede recuperarse de ninguna forma, mientras la criatura esté infectada. Cuando una criatura infectada muere, por la razón que sea, se levanta como un zombie. 

A continuación añadimos algunas ideas más, reglas opcionales o alternativas que podéis añadir al gusto:

  • Además, una criatura infectada siempre tiene al menos 1 nivel de Agotamiento que no puede recuperarse mientras esté infectada.  
  • La salvación de Constitución la CD depende de los días que lleva infectada la criatura, no del número de fallos de salvación contra muerte. 
  • Para acelerar la infección, se puede hacer que al fallar la tirada inicial por veneno, esta añade directamente el primer fallo de salvación contra muerte. 
  • Si una criatura es mordida varias veces, obtiene desventaja en las tiradas para evitar sus efectos. O añade otro fallo contra muerte (modo super-letal). 
  • En lugar de fallos de salvación contra muerte, la enfermedad puede provocar puntos de Agotamiento permanente.

* Esta CD se puede cambiar para modular la dificultad de la aventura. 

Realmente hay mil maneras de aplicar una maldición o infección zombi en reglas, aunque esta es una de mis favoritas, porque me parece que se integra bien en las reglas de 5e y no genera nuevos sub-sistemas, sino que utiliza unas mecánicas que ya existen, como el Agotamiento, las salvaciones de muerte y los venenos.

Una vez establecido el tema del “virus zombi”, a lo siguiente a lo que quiero darle una vuelta es a las estadísticas del propio zombi y sus variantes, pero me temo que eso tendrá que ser en el próximo artículo. ¡Gracias por leer!

Ilustración de Guía de Van Richten para Ravenloft © Wizards of the Coast

Categorizado en:

Etiquetado en:

, ,