Hace diez años, salió la quinta edición del juego de rol Dungeons & Dragons y, desde entonces. ha dominado la escena de los juegos de rol a nivel mundial a una escala no vista hasta entonces (máxime si la comparamos con los cinco años que duró la defenestrada cuarta edición, para la mayoría, la peor edición de D&D hasta entonces).

Continuar Leyendo

Por azares de las redes sociales, he tenido el placer de hablar con Alastor Guzmán, autor mexicano, que ha participado en licencias como DnD (Jorneys Through the Radiant Citadel), Pathfinder 2 (Knights of the Lastwall) e incluso el famoso juego de cartas colleccionables Magic: The Gathering (Lost Caverns of Ixalan). Alastor, que además centra mucho de su herencia mexicana en la construcción de mundos en todos los juegos que desarrolla, ha tenido a bien que le haga esta pequeña entrevista que ahora podemos ofreceros a todos los lectores de Biblioteca Planar.

Continuar Leyendo

En los últimos meses se ha vuelto muy popular un anime basado en el fantástico manga Tragones y Mazmorras o Dungeon Meshi (ダンジョン飯, Danjon Meshi), que alguien en Milky Way decidió traducir genialmente como Tragones y Mazmorras al castellano. Esta obra escrita e ilustrada por Ryōko Kui, una mangaka que también firmó Los 7 hijos del dragón, nos cuenta la historia de un grupo de aventureros que tras una dura derrota ante un dragón en un nivel profundo de una mazmorra deben iniciar una misión de rescate, pero al quedarse sin blanca deben alimentarse de lo que cazan en los distintos niveles del lugar.

Continuar Leyendo

Este artículo es una continuación del anterior y forma parte de una serie de entradas en el blog dedicadas a las aventuras de zombis y cómo adaptarlas a DnD. La idea es adaptar los elementos clave del género zombi a las reglas de 5e, que nos permitan trasladar el terror propio de estas historias a nuestra mesa, y de paso profundizar un poco en las reglas de DnD y sus posibles variantes. 

Continuar Leyendo

Hay una expresión en euskera que dice “Dana izena duela omen da”, que podemos traducir al castellano como “todo lo que tiene nombre existe” o “todo lo que tiene nombre es”. Este dicho tan potente que evoca el pragmatismo de aquellos que nos precedieron y que suele aparecer en los últimos años muy vinculado a la mitología vasca (como en la fantástica película Irati), también se emplea para defender algunas cuestiones actuales. Y remontándonos a tiempos aún más antiguos hemos de recordar que al dios egipcio Ptḥ (Ptah), una deidad creadora que daba forma a sus creaciones mediante la expresión oral de sus pensamiento : lo que él nombraba era creado.

Continuar Leyendo