Hoy traemos una pequeña parte del trasfondo de «Las tierras del Lengua Dracón», nuestra ambientación de horror-folk para DnD 5e. Si queréis asomaros a estas tierras del Lengua Dracón, tenéis a vuestra disposición la aventura El Juramento Prohibido en nuestra sección de aventuras, que incluye una parte de la ambientación.

Las tierras del Lengua Dracón son la periferia de la periferia, una extensión salvaje y peligrosa con pocas sendas que conectan los pueblos, asentamientos y caseríos como delicados hilos que en cualquier momento se pueden cortar. Los monstruos, bandidos y otras cosas peores que acechan en la espesura se ceban sobre los viajeros, así como sobre las poblaciones. Antaño, cuando Drahan era una ciudad próspera gracias a su victoria sobre los druidas, existía un sistema de patrullas y torres de vigilancia. Pero cuando el río cambió de curso, desapareció, pues se había vuelto insostenible y el vacío que dejaron fue ocupado por grupos de voluntarios y aventureros solitarios.

Hace 50 años, Nueva Drahan y otros asentamientos cercanos acordaron fundar una organización compuesta por voluntarios que vigilasen las sendas y pudieran tener controladas las amenazas, prestasen auxilio en caso de necesidad y velasen por los viajeros. Pensaban fundar una fraternidad de valientes, inspirados en otras hermandades similares de otras regiones más civilizadas. La llamaron la «Fraternidad de los Caminos» y apenas tuvo media docena de miembros en su primer momento, pues pocos estaban dispuestos a apuntarse a la Fraternidad para arriesgar su vida a cambio de nada.

En una segunda reunión, celebrada 1 año después, los estatutos de la Fraternidad de los Caminos se modificaron y la organización pudo ser refundada. Los cambios fueron los siguientes:

• Los hermanos de la Fraternidad recibirán un salario de 10 piezas de oro a la semana.

• Los hermanos de la Fraternidad podrán residir en la Casa de la Fraternidad o en una Casa del Camino, y trabajar en los oficios que consideren mientras no se les requiera en los caminos.

• Los hermanos de la Fraternidad recibirán alojamiento, comida y pertrechos cuando se encuentren viajando por los caminos.

• Aquellos deudores podrán rescindir sus deudas sirviendo en la Fraternidad de los Caminos. Por cada año de trabajo su deuda se reducirá en 100 piezas de oro.

• Aquellos criminales condenados por delitos que no se castiguen con la muerte podrán cumplir su pena sirviendo 10 años en la Fraternidad de los Caminos.

• Los hermanos de la Fraternidad podrán demandar ser juzgados por el Consejo de los Caminos en vez de los jueces ordinarios de cada población.

• Los hermanos de la Fraternidad podrán reclamar para sí los bienes incautados a criminales, monstruos y otros seres que no hayan sido robados a vecinos de los pueblos que sostienen a la Fraternidad de los Caminos.

• Los pueblos, caseríos, asentamientos, familias y compañías que deseen la protección y servicios de la Fraternidad de los Caminos deberán participar en su sostén.

• Los hermanos de la Fraternidad que hayan servido como mínimo 30 años en la Fraternidad de los Caminos podrán al retirarse recibir tierras aptas para la explotación.  

Con aquellas nuevas condiciones la Fraternidad de los Caminos pasó a tener medio centenar de miembros, que se han mantenido más o menos estables hasta la actualidad.

Funciones

La Fraternidad de los Caminos se encarga de mantener las vías de comunicación abiertas y seguras, vigilar las extensiones salvajes en busca de amenazas para los habitantes de la región del Lengua Dracón, trabajar como mensajeros y escoltas de las autoridades, así como de los prisioneros o criminales que deban ser juzgados. También han de acudir en auxilio de sus patrones en caso de amenaza, así como de los viajeros.

Integrantes

Hay algunos miembros que han decidido unirse para huir de sus familias o empezar de nuevo después de llegar a la región, otros son criminales condenados que son vistos con desconfianza. Unos cuantos sirven con la esperanza de recibir cierto sostén económico, sabiendo que al terminar su servicio podrán recibir unas tierras para retirarse. Y luego están los pocos voluntarios que se han unido a la Fraternidad de los Caminos porque desean una vida de aventuras y heroísmo en la espesura.

Los cuatro hermanos más veteranos, aquellos que llevan más años al servicio de la Fraternidad, forman parte del Consejo de los Caminos. Esta gestiona los asuntos de la organización, incluyendo el mantenimiento de sus refugios secretos, el reclutamiento y formación de los nuevos miembros así como de impartir justicia. Actualmente los miembros del consejo son tres, pues el cuarto falleció hace escasas semanas en extrañas circunstancias y no se han atrevido a elegir al nuevo integrante.

Propiedades

La Fraternidad de los Caminos tiene su sede en una pequeña fortaleza situada en el Peñasco Solitario, la que mejor se mantiene de la red de defensas construida durante la conquista del territorio y que es llamada la Casa de la Fraternidad. Está construida  con piezas de granito, que han sido unidas como muros de piedra que crean un pequeño patio, donde hay una casa comunal bastante cómoda que ofrece alojamiento a los hermanos que lo necesiten. También cuenta con un pozo de agua y un almacén donde se acumula grano, carne seca y queso. Y un cadalso, en el que se cuelga a los hermanos juzgados y condenados por los crímenes más graves. Aquí es donde reside el Consejo de los Caminos y una dotación de tres ó cuatro hermanos que trabajan como vigías.

Así mismo, en prácticamente todas las poblaciones de las tierras del Lengua Dracón existe una Casa del Camino, que en ocasiones es una sola estancia con literas, que puede ser empleada por los hermanos. Y una vez que los hermanos pasan cierto tiempo, y se ganan la confianza del Consejo, pasarán a conocer los refugios que a lo largo de los años se han ido construyendo en las tierras salvajes. En ocasiones serán enviados a recuperarlos, ya sea porque han caído en el abandono o han sido invadidos por monstruos.

Los Hermanos de los Caminos siempre están preparados para combatir la oscuridad de los caminos…

Nuevo trasfondo: Hermano de los Caminos

Para los personajes que vayan a vivir sus aventuras en la región del río Lengua Dracón está disponible el trasfondo Hermano de los Caminos.

Hermano de los Caminos

El Hermano de los Caminos es un integrante de la Fraternidad de los Caminos, una organización dedicada a proteger a las poblaciones, gentes y viajeros en las sendas y tierras salvajes de la región del río Lengua Dracón. Combaten criminales, protegen sendas, matan monstruos, realizan rescates y llevan cierto orden al caos en la espesura. Hay alrededor de cincuenta hermanos en el momento actual, siendo gente de origen muy diverso: criminales que computan sus penas, morosos que desean cancelar sus deudas, aventureros con ganas de hacer el bien, justicieros de buen corazón y personas sencillas que solo quieren ganarse la vida. 

Competencias en habilidades: Supervivencia y elige una entre Atletismo o Naturaleza.

Competencia con armas: un arma marcial a tu elección.

Equipo: una muda de viajero, un sencillo mapa de la región del Lengua Dracón, la llave de una Casa del Camino o refugio, un odre de agua, un petate, 2 días de raciones, un yesca y pedernal, y una bolsa de 5 po.

Rasgo: Guardianes de los caminos

Los Hermanos de los Caminos reciben una corta pero dura instrucción para ayudarles a sobrevivir en la espesura. Siempre y cuando te encuentres en una zona salvaje recibes un bonificador de +2 en las tiradas de iniciativa. 

Los habitantes de la región del Lengua Dracón que deseen la ayuda y protección de la Fraternidad de los Caminos deben proveerles de refugio y ayuda cuando estos la requieran. Así mismo, en prácticamente todas las poblaciones de las tierras del Lengua Dracón existe una Casa del Camino para uso de los hermanos. Una vez se ganen la confianza de sus superiores, les darán a conocer los refugios que a lo largo de los años se han ido construyendo en las tierras salvajes.

Características sugeridas

Cualquier perfil es bienvenido en la Hermandad de los Caminos, pues están siempre necesitados de personal ya que la región es amplia y peligrosa. Aunque muchos hermanos han ingresado por motivos egoístas, o para evitar el cadalso, lo cierto es que se toman su labor muy en serio aunque sea para seguir vivos y no acabar condenados por sus superiores. 

d8Rasgo de personalidad
1No me gusta pasar demasiado tiempo en los pueblos y caseríos, no porque odie la civilización sino porque los civiles no dejan de pedirme que arriesgue el pellejo cuando hay el más mínimo problema.
2Cualquier momento es bueno para echarse una siestecilla bajo un árbol. 
3Tengo un humor muy negro y fatalista que disfruto compartiendo con mis semejantes.
4Estoy orgulloso de la labor que realizo, y de las hazañas protagonizadas por aquellos que me precedieron en la Fraternidad.
5No hay nada como darse un baño caliente, un plato caliente y un lecho caliente.
6Si está en mi mano, ningún inocente sufrirá…y ningún criminal se escapará de su castigo.
7Soy cercano y fraternal con mis camaradas..
8Hecho de menos mi antigua vida.
d6Ideal
1Comunidad: La gente depende de nosotros. La región es peligrosa, los monstruos y bandidos abundan. Debemos trabajar duro para que todos podamos no ya sobrevivir, sino prosperar.(bueno)
2Supervivencia: Casi me ahorcan por lo que hice ¡pero fuí más listo que nadie y me libré a cambio de servir en la Fraternidad. Ahora tengo que hacer lo posible para evitar palmar. Y si para ello alguien tiene que acabar mal parado pues oye, mala suerte. (maligno)
3Honor: He hecho un juramento, el de servir a la Fraternidad de los Caminos. Pienso respetarlo hasta que expire mi obligación…o mi vida. (legal)
4Aventura: ¡Quiero descubrir que hay en la espesura, salvar al inocente y disfrutar de lo que los caminos me tengan preparado! (neutral)
5Venganza: Algo que aún vive allá afuera hizo daño a mi gente, mucho daño. No descansaré hasta que le devuelva ese dolor mil veces. (maligno)
6Redención: El verdugo se quedó decepcionado por no poder colgarme. Mis víctimas también. necesito demostrarles que puedo hacer el bien. (bueno)
d6Vínculo
1Mi familia vive en la región y cuando me es posible les visito, solo para asegurarme de que están bien.
2Un miembro del Consejo de los Caminos es mi mecenas, patrón y mentor. No le quiero decepcionar.
3No pude evitar que un monstruo asesinase a una familia de viajeros. Solo sobrevivió un niño, que ahora es mi protegido. 
4Mi gente vive lejos, en tierras más civilizadas. Disfruto enviándoles cartas en las que narro mis andanzas.
5Tengo una deuda con un rico propietario, que saldo trabajando en la Fraternidad de los Caminos. No le hace ninguna gracia haberse quedado sin su dinero. A mi si.
6La Fraternidad es mi familia. Mis hijos, hermanos y padres. Es mi refugio en este mundo cruel. Le debo todo.
d6Desventaja
1Un…ser, un ser no-muerto me capturó durante días. Por alguna razón me dejó huir. Ahora lo veo en todas partes. Entre los rostros de las multitudes del mercado. En las sombras del bosque. En mis sueños.
2La marca de la soga es muy visible, pues recorre todo mi cuello. Aunque me libré en el último momento, todo el mundo la ve y sabe lo que hice. Haga lo que haga, soy un criminal.
3Tengo deudas con personas poco recomendables pero muy poderosas. Las estoy saldando usando mi posición para ayudarles en sus negocios. Si me pillan estoy muerto.
4Ví algo…hermoso en la espesura. No lo puedo describir, pero me hizo sentir feliz. Ahora la vida me parece gris, insulsa y fría. Solo deseo volver a verlo para sentir esa felicidad de nuevo.
5La violencia es el único lenguaje que se entiende en ese infierno salvaje que hay más allá de los pueblos.
6Magos, brujos, clérigos, hechiceros y demás practicantes de magia no son más que druidas disfrazados. Su sitio es la hoguera.

Etiquetado en:

, ,