El pasado viernes, Kyle Brink, Director ejecutivo de Wizards of the Coast, publicó un comunicado oficial en la web de Dndbeyond sobre los cambios en la licencia OGL que tanta controversia habían causado en la comunidad durante el último mes. En dicho comunicado, se anunció un cambio de rumbo sorprendente en la forma en la que la empresa estaba gestionando el asunto en las últimas semanas, y que afirma que Wizards no implementará ningún cambio, en la licencia OGL 1.0a y la mantendrá «intacta», permitiendo que el mecanismo que ha permitido a innumerables autores generar contenido compatible con el juego más jugado del mundo siga funcionando como lo ha hecho durante más de dos décadas. Podéis leer el comunicado íntegro aquí

Además, basándose en la encuesta “OGL Playtest” que se abrió a la comunidad de D&D la semana pasada, y que ha tenido más de  15.000 participantes, Wizards ha trasladado el SRD v5.1 a una licencia Creative Commons (CC-BY 4.0 específicamente). De hecho, el documento ya está disponible en pdf y a disposición de cualquier persona interesada aquí. Este cambio de rumbo en la política de la empresa hacia los creadores de contenido cierra algunas de las heridas abiertas con la comunidad en las últimas semanas y proporciona nuevas oportunidades para aquellos creadores que se ganan la vida, en mayor o menor medida, publicando material compatible con D&D.

Como consecuencia, muchos de los problemas relacionados con la desautorización de la OGL 1.0a, utilizada de forma masiva en el mundo del rol, quedan solucionados, y deja en manos de la comunidad una poderosa herramienta (SRD 5.1), que además ahora puede utilizarse a través de la propia licencia OGL 1.0a o CC-BY 4.0. (La diferencia entre una y otra es un tema interesante de debate que trataremos de abordar en otro post más adelante, para no extender este más de lo necesario.)

© Wizards of the Coast

A pesar de esto, esta medida no cierra completamente las heridas abiertas por los intentos de Wizards of the Coast de hacerse con el control absoluto del mercado y muchas iniciativas surgidas en las últimas semanas, como la licencia ORC o el proyecto Black Flag de Kobold Press, seguirán adelante y abrirán nuevos horizontes para la comunidad.  Además, la pérdida de confianza que Wizards ha generado en muchos sectores probablemente no será fácil de recuperar. Y por último, resulta interesante preguntarse cómo influirá todo esto en el desarrollo de la próxima edición del juego, OneD&D.

Por nuestra parte, desde Biblioteca Planar seguiremos atentos a próximos anuncios al respecto y seguiremos informando, aunque por el momento celebramos haber recuperado la capacidad de publicar material para uno de nuestros juegos favoritos.

Categorizado en:

Etiquetado en:

, , ,