Ficha técnica
Formato: Tapa dura, a color.
Precio: 59,99 euros (físico y digital) o 20 euros (digital)
Número de páginas: 436
Contenido: Más de 400 monstruos.

Portada de El Tomo de las Bestias. Marcel Mercado ilustra un antiguo dragón del vacío enfrentándose a un valiente guerrero y un poderoso mago. El dragón del vacío es una criatura antigua y astuta, y su derrota es incierta.
Portada por Marcel Mercado © Kobold Press

El Tomo de las Bestias es un suplemento contundente para D&D 5e, repleto de más de 400 páginas de monstruos listos para complicar la vida de los aventureros más aguerridos. Publicado recientemente en español por Nosolorol Ediciones, El Tomo de las Bestias es un trabajo original de Kobold Press, escrito por Dan Dillon, Chris Harris, Rodrigo García Carmona y Wolfgang Baur.

Qué te aporta el Tomo de las Bestias

El Manual de Monstruos de 5e es un libro con un contenido robusto, formado principalmente por un montón de viejos conocidos, como orcos, gnolls, goblins, vampiros, momias, gigantes, contempladores, osgos, esqueletos y zombis, además de alguna cosilla más exótica para aportar color. El conjunto de reglas no es espectacular, muchos monstruos son excesivamente simples o poco interesantes, con criaturas que hacen un poco lo mismo pero variando cuatro cosas. O peor, se desperdician las propias mecánicas propias de los monstruos de esta edición como es el caso del Balor, los poderosos generales de los ejércitos demoníacos que por no tener no tiene ni Acciones Legendarias. 

Afortunadamente, desde la salida de la presente edición innumerables creadores han provechado la oportunidad para publicar sus propios bestiarios, con épocas en las que prácticamente todas las semanas existía algún mecenazgo que buscaba publicar su propio bestiario. Sin embargo en España, más allá de los productos de la propia Wizards of the Coast (como el Monstruos del Multiverso que ya reseñamos) apenas hemos visto esta clase de contenido, hasta la reciente salida al mercado del espectacular libro que lleva por nombre El Tomo de las Bestias, de la editorial americana Kobold Press del gran Wolfgang Baur.

El contenido del libro

El Tomo de las Bestias es un libro de proporciones gargantuescas, bastante más grueso y pesado que el Manual de Monstruos, cargado hasta arriba de ilustraciones muy evocadoras. Todos y cada uno de los más de 400 monstruos (he contado 410 pero igual me baila algún número) del tomo tiene su ilustración, siendo la mayoría muy chulas y, (esto ya es una cuestión discutible), en mi opinión son mejores y más espectaculares que las de los distintos bestiarios de D&D 5e producidos por Wizards. Aunque, en honor a la verdad, aclarar que no son precisamente un fanático del arte de los libros de D&D 5e.

El papel es de buena calidad, el estándar de Nosolorol, y permite disfrutar de todo el color y detalle del arte, sin imágenes a baja resolución ni pixeladas. La traducción es también más que digna, con adaptaciones bien resueltas de los numerosos juegos de palabras y chistes del original. Un punto para traductores y correctores por su buen trabajo.

Los monstruos en detalle

El buffet de monstruos grandes y pequeños, horribles o adorables, malvados o simpáticos, poderosos o débiles, que contiene El Tomo de las Bestias es de lo más variado. En su mayoría estos seres de fantasía son originales o tienen su origen en los distintos productos que Kobold Press ha ido sacando para diferentes juegos (D&D, Pathfinder, 13th Age…) y para las producciones lúdico literarias de su propio universo de fantasía, Midgard.

Pero si hay un «sabor» que abunda son las fatas, debido precisamente al importante papel que tienen en Midgard. Tenemos desde el humilde y violento Gorro Rojo a los poderosos y majestuosos caballeros y damas feéricos, con sus acciones legendarias y efectos regionales, que pueden ser tanto poderosos motores de campaña, como aliados o adversarios. El recorrido que hace El Tomo de las Bestias al folklore germano, eslavo y celta (sin olvidar aquellos que son marca de la casa) con el fin de enriquecer su bestiario con poderosas, extrañas y divertidas bestias es realmente encomiable. Si os gustan las hadas, os vais a hartar.

Además de las hadas de las historias y cuentos populares, hay criaturas salidas de mitologías del mundo real, textos del periodo clásico, tradiciones africanas (como los Bouda de Etiopía), los textos islámicos (me sorprendí muchísimo al ver que estaba el Buraq, el caballo alado que llevó al profeta Muḥammad al cielo y luego lo trajo de vuelta a la Tierra), o culturas nativas de América.  Por incluir se han incluido a los Blemmyes, la versión fantástica del pueblo histórico de los Blemios que, según Herodoto, carecían de cabeza. Y son unos monstruos brutales.

Pero entre sus páginas hay de todo: cienos, demonios, dragones (desde el poderoso dragón del vacío al adorable draco cervecero), elementales, dinosaurios, derros, golems, insectoides repugnantes como los cucaráchidos, animales híbridos, demonios inspirados en mitologías reales, valkyrias, entidades lovecraftianas (como el Pueblo de Leng o los siempre amistosos Profundos), gatos, dioses creativos sin cabeza propios de la mitología china, mimetos particularmente perversos, locuras como enjambres de adoquines, etc etc.

Todo con un giro oscuro, divertido, sanguinario o «weird». En pocas ocasiones hay una sensación de refrito, de escritura floja o de ya haber leído ese mismo perfil, tanto en reglas como por concepto de la criatura. La originalidad que desbordan estos seres es sorprendente. Me ha hecho especial ilusión ver a las terroríficas kikimoras del folklore polaco y al malévolo Koschei (un viejo senil, malvado e inmortal del folkclore ruso) entre las criaturas invitadas a participar en este tomo.

Pero no todo son reglas, que son importantes. Cada una de las criaturas del libro contiene mínimo tres párrafos de información trasfondística que perfectamente sirven como semillas de aventura, o excusas para introducirlos en tus partidas y sembrar un poco de desconcierto/terror/ilusión entre tus jugadores. Porque estos libros no deben ser solo bloques brutos de estadísticas para golpear a los PJs, deben servir como herramienta para enriquecer con opciones las partidas más allá del combate.

Y es algo a agradecer, porque en español andamos escasos, muy escasos, de esta clase de opciones.

Una enorme estatua de bronce y hierro llena de fuego se eleva por encima del círculo de adoradores que cantan con frenesí.
Tophet, un enorme autómata al servicio de los dioses del fuego © Kobold Press

Conclusiones

El Tomo de las Bestias es un libro espectacular. Sus monstruos son divertidos, originales, folclóricos, poderosos, débiles, pero siempre interesantes. Si os gustan las hadas y la mitología vais a flipar con las docenas de criaturas salidas de los mitos reales que vais a ver. Y de forma muy particular, al haber emergido de distintas fuentes pero tratadas en gran medida con los autores pensando en Midgard se siente muy coherente en su tono. 

Aporta, como hemos dicho, variedad a un aspecto que tristemente en castellano ha quedado bastante relegado a unos pocos manuales que no añaden nada excesivamente original, o que están condicionados por las opciones posibles en el entorno de campaña de Faerün. Estas criaturas son una forma genial de mantener el suspenso y sorprender a los jugadores, jugando con sus mentes haciéndoles creer que un monstruo muy normalito (un troll o un gigante) está provocando los desmanes que andan investigando para que de pronto se topen de bruces con un feroz y extraño Blemmyes.

Si por otro lado prefieres mantener tus partidas y campañas con un tono más «clásico» quizás encuentres este libro excesivamente exótico.

Otras reseñas recientes

Categorizado en:

Etiquetado en:

, , ,