Mi nombre es Viktor Pendrake. Si se ha tomado tiempo para buscar una copia de este volumen, será porque usted y yo tenemos un interés común: el mundo de la zoología extraordinaria y todo lo que implica.

Monstruonomicón

Hace poco que publicamos nuestro resumen de la nueva edición de Iron Kingdoms para dnd 5e. Ahora, Nosolorol Ediciones ha anunciado que ya está a la venta el Monstruonomicón, un bestiario que incluye más de 120 monstruos entre sus 176 páginas. Así pues, hemos decidido compartir aquí nuestra reseña sobre el manual, esperando que os resulte útil.

¿Que es Monstruonomicón?

Con la nueva edición de Iron Kingdoms llegó, como no podía ser de otra forma, una nueva versión del mítico y divertidísimo Monstruonomicón (Monsternomicon en inglés). Escrito, dentro de la ficción, por el carismático profesor en Zoología Extraordinaria de la Universidad de Corvis Viktor Pendrake, este manual recoge toda una suerte de espantosas y geniales monstruosidades, maravillas, bestias espantosas y singulares humanoides immorenses están adaptados a las reglas de D&D quinta edición.

Pero antes, una aclaración. Este no es el Monsternomicón que salió hace casi 20 años. Es un libro nuevo que toma el relevo de aquel singular libro. En este cambio de edición hay criaturas que se han caído del carro (como los Dolomitas) mientras que otras, surgidas del nuevo periodo de tiempo de los Reinos de Hierro o de los juegos de miniaturas Warmachine y Hordes, se han subido al mismo. 

Para aquellos que conocieseis la antigua edición de Iron Kingdoms, también es necesario aclarar que en este libro no aparecen los Skorne ni sus bestias esclavas. ¿Por qué? Primero, porque este libro se ambienta en las regiones de Immoren Occidental y los Skorne provienen de Immoren Oriental. Pero también hay que recordar que los iossanos aniquilaron a los skorne de esta zona del continente en una batalla y que estos apenas tienen ya presencia en los Reinos de Hierro.

Hombres caimán, el terror de los pantanos de Immoren Occidental

¿Que incluye Monstruonomicón?

Una vez explicado esto, ¿Que ofrece el Monstruonomicón? Pues un coqueto bestiario en el que todas las criaturas contenidas tienen personalidad, eso si, una personalidad horrible, peligrosa, algo macarra y muy divertida. Ahora mismo no existe en castellano un bestiario que se aleje más del D&D “vainilla” que este Monstruonomicón. Incluso el monstruo de VD más bajo de este libro tiene algo que lo hace especial, ya sea a nivel de reglas, apariencia o comportamiento en su nicho ecológico.

Un ejemplo perfecto son los trolls, que a diferencia de los aparecidos en el Monster Manual, no son unos bichos duros que se regeneran y que carecen de cualquier otro elemento diferenciador. Hay siete tipos distintos de trolls. Algunos vomitan ácido, otros hielo y uno especialmente perverso que puede encantar a sus víctimas con una suerte de señuelo.

Pero lo más importante, Monstruonomicón es un bestiario adaptado a Immoren Occidental. En los Reinos de Hierro no hay orcos, halflings, gnolls u osgos. Es un universo lúdico con su propia personalidad, que juega con monstruos propios que aquí están contenidos, incluyendo nuevas categorías de monstruos muy interesantes: los arcontes (los celestiales locales), funestos (monstruos horribles de puro horrorfolk y un toque hallowinero) y los espantosos infernales (los invasores de otro mundo que casi arrasan la región). Mientras que los arcontes y los infernales son conceptos familiares a D&D, aunque adaptados al salvaje tono de los Reinos de Hierro, los funestos son divertidísimos y realmente únicos ¡incluyendo casas animadas y gremlins que convertirán las bonitas piezas de equipo de tus personajes en chatarra!

En esta línea, Monstruonomicón también incluye reglas para sus propios y contaminantes dragones, que se alejan muchísimo del canon más purista de D&D. Igual que los poderosos siervos de vapor, los no-muertos del atroz Imperio de Pesadilla Cryx, o sus propios dracos. Y por supuesto, uno de los enemigos más letales de cuantos manuales de D&D quinta edición haya podido leer: el siervo de la muerte. Un Autómata VD 25 que no solo matará a tus PJs, sino que también consumirá sus almas.

Horrores más allá de los clásicos

Como decía, este bestiario incluye criaturas verdaderamente horribles, capaces de protagonizar aventuras de terror y atemorizar al grupo de aventureros más preparado.

Un ejemplo de esto son los cefálicos, esclavistas psicoquinéticos de aspecto alienoide que capturan humanoides para lobotomizarlos y convertirlos en herramientas al servicio de sus colonias. Una vuelta de tuerca horripilante de los clásicos, y a estas alturas muy sobados, terrores del Underdark. Pura materia para las pesadillas.

Además, estos enemigos son peligrosos también a nivel de reglas. Un ejemplo perfecto es el dregg. Un monstruo masoquista que da mucho asco, y que pese a ser solo un VD2 cuenta con 3 ataques cuerpo a cuerpo y que, si tiene la mitad o menos de sus puntos de golpe, serán realizados con ventaja ¡y para dar más rabia es capaz de disparar un rifle!

Es cierto que en Iron Kingdoms los personajes cuentan con mucha artillería y se compensan un poco, pero aún así es un oponente formidable.

Los dregg son una miserable y odiosa raza de humanoides que habita
en cavernas sin luz

Además de un conjunto de reglas cruel y despiadado, el libro cuenta con el ingenio del profesor Viktor Pendrake, cuyos comentarios están por todo el libro en forma de anotaciones, y dan al mismo un tono muy ameno, irónico y cercano que es muy de agradecer.

Liche de hierro en mitad de la batalla

Conclusiones

El Monstruonomicón es el retorno por la puerta grande de uno de los manuales más emblemáticos y singulares que salieron en los años dorados de Dungeons & Dragons 3.5. Para los que a principios del milenio empezamos a vivir aventuras peligrosas y sangrientas en Immoren Occidental, este es un agradable retorno al tono de aquel bestiario. 

Pero para los nuevos viajeros a las singulares tierras immorienses, este libro es sin duda alguna una compra interesante, un bestiario único como pocos y perfectamente utilizable en otras ambientaciones. Este bestiario es heavy metal. Pesado, contundente y muy divertido de leer y emplear. Sobre todo si estás aburrido de los orcos, los goblins y los trolls de toda la vida.

Etiquetado en:

, , ,